EL GOBIERNO QUISO COMPRAR ACEITE PARA ASISTENCIA SOCIAL PERO NO PUDO

El objetivo era "asistir en forma directa a gran parte de la población que se encuentra en situación de extrema vulnerabilidad", explicó el Gobierno.

El Gobierno quiso comprar 1,5 millones de botellas de aceite para asistir a sectores vulnerables ante la crisis profundizada por la pandemia de coronavirus pero no pudo concretar su meta, ya que invitó a 800 empresas a participar de la licitación pero sólo se presentaron dos y con precios altos.

El pliego realizado por el Ministerio de Desarrollo Social apuntaba a la adquisición de 1,5 millones de botellas de aceite comestible mezcla de 900 mililitros cada una: el pedido fue elaborado, específicamente, por la Subsecretaría de Asistencia Crítica, que tiene a su cargo la asistencia de los sectores más vulnerables principalmente en lo que se refiere a la provisión de alimentos.

El objetivo era “asistir en forma directa a gran parte de la población que se encuentra en situación de extrema vulnerabilidad”, explicó el Gobierno.

Para ello, cursó invitaciones a 804 proveedores para que participaran de la Contratación por Emergencia: la Casa Rosada estimaba un costo de 106.365.000 pesos, en base a los precios mayoristas informados en el Sistema Electrónico de Publicidad de Precios Argentinos (SEPA).

Sin embargo, sólo dos empresas (Rodrigo Exequiel Ramírez y Alimentos Fransro SRL) se presentaron en la licitación: para colmo, la primera firma no presentó fotos ni datos de sus productos, mientras que la segunda ofertó a precios mayores a los fijados por el Estado.

Frente a ello y a través de la Resolución 1214/2020 del Ministerio de Desarrollo Social, publicada este viernes en el Boletín Oficial, el Gobierno desestimó las dos ofertas y se vio obligado a declarar fracasada la contratación de las 152 mil botellas que ofrecían los únicos dos proveedores que se presentaron y desierta a los 1.348.000 envases que no iba a poder comprar por la falta de oferentes.

Esta situación, curiosamente, se da en medio del conflicto con los productores agropecuarios por el cierre de las exportaciones de maíz: “Estoy en una lucha con la producción de alimentos en la Argentina”, había lanzado el presidente Alberto Fernández el pasado miércoles, al cuestionar el paro anunciado por entidades del campo para la semana que viene y los aumentos en los precios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí